Si me sigues desde hace tiempo sabrás que no soy muy amiga del verano; la primera razón: ¡Odio el calor! Y la otra es que no soy muy amante de...